Archivos para enero, 2013

Hoy nos hemos despertado con el titular de El País : “Los papeles secretos de Bárcenas“; se trata de la supuesta contabilidad secreta del ex-secretario del PP, Luís Bárcenas. El País ha tenido acceso a la contabilidad interna que manejaron Luis Bárcenas y Álvaro Lapuerta, donde reflejan documentos pagos periódicos (trimestrales y semestrales) a toda la cúpula del Partido Popular, entre otros: donaciones de empresarios y constructores (3 de ellos imputados en el ‘caso Gurtel’); claro está que todos ellos han negado el cobro de esas supuestas comisiones… Dichos documentos que se aportan en la publicación, datan del período 1990-2009: La contabilidad de Bárcenas reflejan entregas al presidente del Gobierno de 25.200 euros anuales durante 11 años. La secretaria general del PP también figura en los papeles de estos pagos periodicos, así como otros dirigentes como los exministros Javier Arenas, Jaime Mayor Oreja o Francisco Álvarez-Cascos.Los pagos reflejados en esas anotaciones no tributaban a Hacienda, porque se entregaban como gastos de representaciónque los beneficiados supuestamente no debían justificar. De no haberlos declarado, los dirigentes del PP habrían cometido una infracción tributaria, pero en ningún caso un delito fiscal porque las cantidades defraudadas son inferiores a los 120.000 euros al año. Además, solo se podrían perseguir las infracciones posteriores a 2007, pues las anteriores habrían prescrito.

barcenas_suiza_620x566

La publicación de los documentos se produce un día después de que la defensa del extesorero del Partido Popular haya presentado un escrito al juez  que instruye el ‘caso Gürtel’, en el que asegura que regularizó 10.988.040 euros tras acogerse a la amnistía fiscal, han confirmado fuentes jurídicas.

Mientras tanto Rajoy alude hablar sobre el tema… (para variar) su credibilidad y confianza van menguando… A ver si Rajoy “termina de desayunar” y es capaz de enseñar sus declaraciones de IRPF de aquellos años, para demostrar que declaró esos pagos. Es bien fácil… si no lo hace…

Anuncios

Un 24 de enero de  1965 falleció sir Winston Churchill, político, militar e historiador británico, Premio Nobel de Literatura en 1953. Sin lugar a dudas, una de las figuras clave del siglo XX. El “Último gran estadista”, y de los últimos en honrar el buen nombre de la política… En vida, fue amado y odiado a partes iguales,  pero antepuso los intereses nacionales ingleses sobre cualquier interés particular. Gracias a su gran carisma y oratoria, insufló la energía necesaria para “blandir” a la nación inglesa, tomando decisiones impopulares y difíciles, pero aún así necesarias… ¿Se imaginan a Rajoy o Zapatero en aquella papeleta? Si en la II GM a los ingleses les toca un Rajoy o un ZP en vez de un Churchill pidiendo sangre, sudor y lágrimas, ahora en Londres hablarían alemán… como diría Perez Reverte, con ese don de palabra, y de convencer, y de explicar, y de pedir sacrificios que Dios le ha dado… Un presidente amedrentado, cercado por hienas afanadas en su propio interés particular; un presidente insulso, sin carisma, incapaz de quitarse las migas de pan que hay en su pechera, para que las hormigas dejen de molestar; un presidente apocado y servil, títere “merkeliano” obcecado en cerrar todas las vías del barco (deficit), sin achicar el agua (invertir). El objetivo de todo barco, aparte de mantenerse a flote, es seguir su rumbo. De nada nos sirve quedarnos en mitad del oleaje, sin poder avanzar; si nos limitamos sólo a recortar y no se invierte en nada, qué será del país!?… ¿una república bananera?… Bueno, en muchos aspectos lo hemos logrado… No podremos progresar mientras existan políticos mediocres… esta “clase social” que nos ha llevado a la miseria… El problema no es sólo ellos, sino la masa social que arrastra; estómagos agradecidos beneficiados por la toma de posesión de sus benefactores. Sin ellos sería fácil volver “a tomar la Bastilla”… Pero seamos realistas, con nuestro ADN español jamás tendremos conciencia crítica y reivindicativa, sólo habrá pequeños rescoldos que defiendan su caso particular; somos insolidarios y sólo nos molesta el agua cuando entra en nuestra casa… Y lo que si es seguro… es que nunca tendremos a nuestro Churchill. politicosladrones